News

Diferencias entre scalping y swing trading

Si te interesan los mercados financieros, es posible que hayas escuchado los términos swing trading y scalping. Ambas estrategias de inversión son populares entre los traders y tienen sus propias ventajas y desventajas. En este artículo, exploraremos las diferencias entre el swing trading y el scalping y cómo estas estrategias pueden afectar tus resultados. Si no estás familiarizado con estos términos, te recomendamos leer el artículo de CScalp sobre qué es scalping antes de continuar.
Un trader elige entre scalping y swing trading
Freepik

¿Qué es el swing trading?

El swing trading es una estrategia de inversión a corto plazo en la que los traders buscan capturar ganancias a través de las fluctuaciones del mercado a lo largo de varios días o semanas. Los swing traders usan el análisis técnico para identificar las tendencias y los patrones de precios y tomar decisiones de inversión basadas en esta información.
Entre las diferencias que existen entre scalping y swing trading están las siguientes:

Marco temporal

El marco temporal es una de las principales diferencias entre el swing trading y el scalping. El swing trading implica tomar posiciones que se mantienen durante varios días o semanas, mientras que el scalping implica tomar posiciones que se cierran en cuestión de segundos o minutos.
En el swing trading, los traders suelen utilizar gráficos diarios, semanales o incluso mensuales para analizar las tendencias a largo plazo del mercado y tomar decisiones de trading en consecuencia. El objetivo principal del swing trading es capturar movimientos de precios más grandes que se producen a lo largo de varios días o semanas.
Por otro lado, los traders de scalping emplean marcos temporales muy cortos, como gráficos de 1, 5 o 15 minutos, para tomar decisiones de trading. Los traders de scalping buscan capturar movimientos de precios muy pequeños que se producen en un corto período de tiempo.
Esta diferencia en el marco temporal tiene implicaciones importantes para los traders. El swing trading requiere una mayor paciencia y disciplina, ya que los traders deben esperar a que se desarrollen las tendencias a largo plazo y tomar decisiones basadas en análisis técnico y fundamental. Por otro lado, el scalping requiere una toma de decisiones rápida y precisa.

Capital requerido

Otra diferencia importante entre el swing trading y el scalping es la cantidad de capital que se necesita para operar. Debido a que los traders de scalping buscan obtener ganancias en múltiples operaciones durante el día, pueden invertir poco en cada transacción, pero necesitan tener en cuenta una cantidad significativa para cubrir los costos de operación.
En el swing trading el costo de operación es bajo porque se realizan menos operaciones al día, pero los traders necesitan tener suficiente capital para mantener sus posiciones abiertas. Seguramente habrá fluctuaciones relevantes en el mercado y el swing trader debe estar preparado para manejar esos cambios y resistir en la posición hasta que se cumpla el plazo que tiene planificado para cerrarla y obtener ganancias.
Sin embargo, esto no significa que el scalping sea menos riesgoso o que requiera menos habilidad que el swing trading. Cada estrategia tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección de una u otra dependerá de los objetivos de inversión, la habilidad y la tolerancia al riesgo que tengas.

Indicadores

Debido a la naturaleza a corto plazo del scalping, los traders a menudo utilizan indicadores que se adaptan rápidamente a los cambios del mercado, como las medias móviles exponenciales, indicadores de fuerza relativa (RSI) y Bandas de Bollinger. Estos indicadores son útiles para identificar oportunidades de scalping en tiempo real y tomar decisiones rápidas sobre las entradas y salidas del mercado.
Por otro lado, en el swing trading, los operadores tienden a usar indicadores que son más lentos para adaptarse a los cambios del mercado.

Riesgo

En general, el scalping se considera una estrategia de trading más arriesgada que el swing trading. Esto se debe en gran medida a que el scalping implica operaciones a muy corto plazo. El trader está expuesto a fluctuaciones de precios muy rápidas y potencialmente significativas. Una sesión de scalping tiende a involucrar un mayor número de operaciones en un período de tiempo más corto, lo que aumenta el riesgo de pérdidas.
El swing trading, en cambio, como las operaciones que pueden durar varios días o incluso semanas, el trader no está expuesto a los cambios rápidos de precios. Las transacciones de swing trading involucran menos transacciones en un período de tiempo más largo, lo que reduce el riesgo de pérdidas en un corto período de tiempo.

Ejemplos de estrategias y operaciones

Para ilustrar estas diferencias en la práctica, considera el siguiente ejemplo. Imagina que eres un trader que está interesado en el mercado de divisas y quieres tomar una posición en el par de divisas EUR/USD.
Si eres un trader de swing, es posible que realices un análisis técnico del gráfico diario del EUR/USD y descubras que el par está en una tendencia alcista a largo plazo. Basado en esta información, podrías decidir tomar una posición larga en el par y mantenerla durante varios días o semanas hasta que la tendencia alcista termine. Durante este tiempo, podrías utilizar indicadores técnicos como el MACD y las medias móviles para identificar puntos de entrada y salida del mercado.
Por otro lado, si eres un trader de scalping, podrías hacer un análisis técnico del gráfico de 5 minutos del BTC/USDT y buscar oportunidades de entrada y salida del mercado en un corto período de tiempo.

Cuál es la mejor estrategia

La elección entre el swing trading y el scalping dependerá de tus objetivos de inversión y tus habilidades como trader. Si prefieres una estrategia a más largo plazo y estás dispuesto a tolerar mayores fluctuaciones de precios, el swing trading puede ser la estrategia adecuada para ti. Si estás buscando una dinámica más activa y tienes la capacidad de tomar decisiones rápidamente, te recomendamos el scalping.
Ambas estrategias tienen sus propias ventajas y desventajas. Lo más valioso es encontrar el estilo de trading que mejor se adapte a tus objetivos y habilidades.
Para aprender más, te recomendamos leer las diferencias entre scalping y day trading. No importa qué estrategia de trading elijas, lo importante es estar bien informado, tener un plan sólido y gestionar adecuadamente el riesgo. A través de la educación continua y la práctica, cualquier trader puede maximizar su potencial de ganancias y minimizar sus pérdidas.
ESP